01 %
MediosLa marca personal del abogado como base para el desarrollo de negocio

La marca personal del abogado como base para el desarrollo de negocio

David Muro escribe para el Consejo General de la Abogacía Española sobre la importancia de la marca personal en el ámbito profesional, específicamente dirigido a abogados, es decir, la marca personal del abogado.

¿Te has preguntado alguna vez si tienes marca personal?

Quizá no, o simplemente ni te lo planteas por el hecho de pensar que la marca personal no va contigo porque es algo destinado a un selecto número de abogados con una gran trayectoria, renombre o reputación.

David destaca que todos tienen una marca personal, independientemente de su trayectoria, y que es crucial trabajar en ella para el desarrollo del negocio. Además, utiliza la cita de Jeff Bezos para ilustrar que la marca personal es la percepción que los demás tienen de uno cuando no está presente.

Muro subraya la necesidad de controlar esta percepción y considera la marca personal como un activo esencial en la carrera profesional, ya sea trabajando para otros, dirigiendo un despacho propio o buscando una exitosa trayectoria profesional. Es muy importante entender la marca como una promesa de valor y la autenticidad como clave.

¿Y cómo desarrollar tu marca personal?

David destaca la importancia de la voluntad, el deseo y la constancia para impactar de la manera deseada en las personas. Creemos que nos conocemos muy bien, y quizá sea tu caso, pero existen muchas personas que no se conocen en profundidad. Y de verdad que no conocerse realmente, el pensar que somos algo que no somos genera muchísima frustración.

Haz un ejercicio de autoevaluación: ¿cuáles son tus ventajas competitivas?, ¿cuál es tu estilo propio?, ¿cómo eres capaz de aportar valor? Recuerda que todos tenemos algo que nos hace diferentes.

Después de tener eso claro, que no es tan fácil como parece y te llevará su tiempo, pregunta a tu alrededor: escoge a un número de personas de tu entorno, amigos, compañeros del trabajo, conocidos, familiares e incluso clientes, y pregúntales cómo te ven, cuáles creen ellos que son tus virtudes y tus defectos.

Pulsa aquí para leer el post publicado en el CGAE

Ir arriba