01 %
Comunicación legalReacción sin precedentes contra el ‘lawfare’: ¿deben los despachos posicionarse en política?

Reacción sin precedentes contra el ‘lawfare’: ¿deben los despachos posicionarse en política?

Hace unas semanas que los bufetes españoles decidieron hablar sobre un tema que se volvió completamente controversial en España: el pacto del PSOE con Junts. Se llenaron los periódicos y las redes sociales de la palabra lawfare, y diferentes sectores decidieron salir al paso para dar a conocer su descontento con lo sucedido. No es muy común que grandes firmas salgan a dar su opinión sobre asuntos públicos. Es más, es uno de los sectores que menos se pronuncian respecto a temas de corte político, públicos o cualquier tipo de controversia nacional.

¿Deberían los despachos pronunciarse en temas de política o asuntos públicos?

El Confidencial ha conversado con diferentes expertos del mundo de la consultoría con el objetivo de analizar la situación, entre ellos, con nuestros compañeros David Muro y Alfonso Everlet.

Alfonso Everlet, cree que esta situación se vivió como una novedad, pero aclara que hay que diferenciar entre las dos formas que tienen los despachos para pronunciarse en estos casos: opinar y reaccionar a los hechos como decisión propia, o adscribirse al otro que ya se haya pronunciado anteriormente, como lo fue el caso de quienes se pronunciaron después del Colegio de Abogados. «Nosotros siempre recomendamos no entrar ni en temas políticos, ni en temas religiosos, ni en temas sexuales, porque puedes empatizar con una parte muy específica de tu mercado, pero te creas muchos problemas y puedes limitar tu negocio», añade Everlet.

Por otro lado, David Muro, agrega que para tomar posición, las firmas tendrán que analizar diferentes factores: tanto la estrategia de comunicación como su estrategia comercial, y desde la consultora creen que la comunicación y el sesgo político puede llevar a los bufetes a perder incluso oportunidades comerciales, razón por lo que muchos prefieren mantenerse neutros. Aun así, hace un inciso en que no cree que hasta ahora no se pronunciaran sobre cuestiones sensibles los bufetes, «lo que pasa es que quizá no lo hacían de una manera tan pública; lo hacían dentro de sus entornos o círculos de confianza (…) Esta situación puede que haya ayudado a desbloquear ciertos miedos o reticencias a un posicionamiento público más elevado», apunta.

Pulsa aquí para leer los comentarios de todos los expertos

Ir arriba