01 %
Comunicación legalCómo usar enlaces internos para SEO | Guía para Abogados

Cómo usar enlaces internos para SEO | Guía para Abogados

En este artículo, te explicaremos cómo usar los enlaces internos para el SEO con el objetivo de que puedas mejorar el posicionamiento en Google de tu despacho de abogados.

Los enlaces internos redirigen al usuario de una parte de la página web del despacho hacia otra página de esa misma web. Bastante simple, ¿Verdad?

No obstante, lo que la gran mayoría de personas desconoce es que estos enlaces son una herramienta de gran valor para potenciar el rendimiento de una web, en términos de visibilidad. Es decir, los enlaces internos son un factor de gran importancia para el SEO (posicionamiento online en buscadores como Google).

¿Por qué los enlaces internos son importantes para el SEO?

Los enlaces internos son relevantes en la estrategia de posicionamiento de tu despacho por tres motivos principales.

  1. En primer lugar, por una razón de indexación. ¿Qué quiere decir esto? Pues que los enlaces internos ayudan a Google a que pueda rastrear nuestras páginas con mayor facilidad e indexarlas en su motor de búsqueda (con indexar se hace referencia a exponer una página al público).

2. El rastreador de Google busca las webs saltando de enlace en enlace. Por eso, si la web del despacho de abogados tiene una estrategia sólida de enlaces internos, el rastreador de Google encontrará el nuevo contenido que se vaya publicando de forma más simple. En segundo lugar, el enlazado interno permite a las firmas transferir autoridad de unas páginas a otras. Esto significa que, si la página más importante de una web es la página de inicio, esta página debería repartir ese valor entre sus distintas páginas principales. Por ejemplo, la página “sobre nosotros”, las áreas de práctica o la página del blog.

En consecuencia, estas páginas principales también adquirirán cierta relevancia y podrán aparecer de manera más sencilla en puestos más altos de los que se encontraban previamente. A continuación, desde Diferencia Legal ilustramos este concepto mediante la siguiente infografía:

Pagerank - Enlaces internos para SEO

3. Por tercer y último lugar, los enlaces internos brindan utilidad al usuario. Esto se debe a que cuando se introduce un enlace interno, se hace para ofrecer contenido complementario que, en muchas ocasiones, puede resolver dudas del usuario.

Por ejemplo, si se está escribiendo un artículo sobre el marco normativo de los criptoactivos, es interesante enlazara un artículo interno sobre qué son los criptoactivos. Así, el usuario podrá consultar esa información si la desconoce y, además, permanecerá más tiempo en tu web. Esto último tiene, igualmente, una repercusión positiva para el posicionamiento SEO (en Google) de tu despacho.

Una vez comprendemos cómo funcionan los enlaces internos en el SEO y la trascendencia de su implementación en la web de tu despacho de abogados, es momento de aportar una serie consejos o best practices para que el enlazado interno de la firma esté correctamente implementado y poder impulsar el posicionamiento SEO de la web y, por consiguiente, la visibilidad online de la firma.

Te puede interesar: SEO para abogados: ¿Cómo optimizar la velocidad de carga de la página web?


Best Practices para el enlazado interno en los despachos de abogados

1. Usar la palabra clave principal como texto ancla o ‘anchor text’

¿Qué quiere decir todo esto? Vayamos por partes. Cuando hablamos de palabra clave o keyword hacemos referencia al término principal por el cual la firma busca posicionarse a través de una página o entrada en concreto.

El texto ancla o anchor text es el fragmento de texto donde se decide introducir un enlace. En otras palabras, es la parte del contenido que, al hacer clic en ella, redirige al usuario a otra página.

Pues bien, a nivel de SEO, es interesante que ese texto ancla coincida con la palabra clave que se quiere posicionar mediante la página web a la que se redirige al usuario. Veámoslo de forma más sencilla con un ejemplo:

Si el artículo es sobre Derecho Fiscal y quieres posicionarlo con la palabra clave “derecho fiscal”, a la hora de enlazar a este artículo desde otra página de su web, se introducirá el enlace en el texto que diga “derecho fiscal”. Por ilustrar mejor el ejemplo:

Si desean conocer más sobre de las novedades tributarias de este reglamento, consulten el siguiente artículo sobre derecho fiscal.”

En el ejemplo anterior, el texto ancla coincide con la palabra clave que se quiere posicionar. Esta acción ayuda a Google a asociar, de una manera más clara, qué palabra clave queremos posicionar para ese artículo al que se está enlazando. De hecho, el propio Google lo recomienda en sus guías.

Aunque, ¡cuidado! No se debe emplear el mismo texto ancla en más de una página ya que esto confunde a Google y no le permite saber cuál de las dos páginas/entradas quieres posicionar para esa misma palabra clave. Por ende, siempre hay que intentar que, aunque la temática sea la misma, que el texto ancla sea ligeramente distinto. Esto se soluciona de forma simple usando un texto ancla descriptivo.

Por ejemplo, imaginemos que hemos escrito dos artículos distintos sobre las cláusulas suelo. Supongamos que un artículo se centra más en qué es y cómo reclamarla, mientras que el otro artículo habla sobre los supuestos de nulidad.

Para el primer artículo podríamos emplear “qué es la cláusula suelo” o “cómo reclamar la cláusula suelo”. Estos textos ancla son descriptivos, lo cual da más información al usuario de lo que se va a encontrar si hace clic y, asimismo, contiene la palabra clave. En el segundo artículo, podemos emplear “cuándo se considera nula una cláusula suelo” y, de este modo, podemos evitar utilizar el mismo texto ancla y la consecuente confusión de Google.

2. Al redactar un nuevo artículo, se recomienda enlazar internamente a antiguos artículos relacionados.

A la hora de crear nuevo contenido, es recomendable enlazar a antiguos artículos. Esto se debe a que Google apuesta por el contenido más reciente. Cada vez que un artículo nuevo enlaza a uno antiguo, bajo la perspectiva de Google, se está actualizando o “refrescando” el artículo antiguo. Por lo tanto, tendrá mayor probabilidad de aparecer más arriba en los resultados de búsqueda.

Si a esta estrategia, se le suma la actualización del propio contenido del viejo artículo, Google volverá a rastrearlo y, posiblemente, mejore tu ranking.

Si se relees este consejo de nuevo, verás que no se hace mención a antiguos artículos únicamente, sino a antiguos artículos relacionados. Esto quiere decir que, lógicamente, no se recomienda enlazar a contenidos de temáticas distintas. Por el contrario, se debe buscar enlazar contenidos de una misma categoría. Por ejemplo, enlazar artículos sobre Derecho Laboral con otras entradas de Derecho Laboral.


La Arquitectura SILO como estrategia de enlazado interno para abogados

Esta estrategia de enlazado interno basada en similitud de contenido, se conoce como “Arquitectura SILO”. Como se ha mencionado anteriormente, esta estrategia se fundamenta en la creación de categorías o grupos temáticos, que se enlazan los unos con los otros.

Arquitectura SILO - Enlaces internos para SEO
¿Qué beneficios tiene esta estrategia?
  • Facilita la navegación fluida y coherente del usuario por la web.
  • Los rastreadores de Google tendrán una mayor comprensión de la estructura web de tu firma.
  • Las páginas más importantes conseguirán mayor autoridad. Esto se debe a que las subpáginas de esa temática enlazarán a las páginas más completas y más importantes de esa categoría concreta.

3. Cuando pongas un enlace interno, intenta que sea al principio del contenido.

El tema de la ubicación de enlaces internos es un terreno un tanto complejo que requiere de experimentación y de la aplicación del método “prueba y error”.

Sin embargo, por lo general, el usuario promedio agradece que los enlaces internos se hallen al principio del contenido. Este agradecimiento se traduce en un mayor tiempo de permanencia en la web y en una menor tasa de rebote (porcentaje de usuarios que entran a una web y salen de ella a los pocos segundos).

¿Por qué es mejor colocar los enlaces internos al comienzo del artículo?

Debemos tener en cuenta que, en la actualidad, los usuarios tienen cada vez más prisa, inmersos, como estamos todos, en la  aceleración de la era de la información. Por este motivo, el objetivo de cualquier despacho debería ser presentar toda la información contextual que necesita el usuario cuanto antes.

De lo contrario, es muy improbable que lea un artículo de mil palabras para encontrar la respuesta que andaba buscando. En el supuesto que comentábamos, la actuación del usuario será rastrear las primeras líneas de la entrada por encima y, si no encuentra lo que buscaba a los pocos segundos, se frustrará y buscará otra página web que le dé la solución rápidamente.

Por esta misma razón, Google también recomienda la implementación de índices de contenido en los artículos de las webs, especialmente si la extensión de estos es considerable.

Al presentar la información tanto en forma de índice como con enlaces que redirigen a contenidos con información complementaria, hacemos que el usuario navegue de forma fluida por la web y permanezca durante más tiempo en ella.

A pesar de lo mencionado anteriormente, la inserción de enlaces internos deberá siempre realizarse de forma orgánica, coherente y natural. Es decir, se recomienda introducir enlaces internos al principio del contenido si es pertinente y está alineado con la lógica que va siguiendo el artículo. El hecho de emplear enlaces internos a lo largo del artículo es también positivo, aunque no lleguen tantos usuarios a leer las últimas líneas.

4. Cuando se enlace internamente, se recomienda “enlazar profundo”

Cuando se habla de enlazar profundo, se hace referencia a enlazar páginas o entradas muy específicas. Un error muy común entre los despachos de abogados es enlazar a la página de inicio, al blog o a la página de contacto. Estas páginas ya reciben muchísimos enlaces, por lo que la estrategia debería estar orientada a fortalecer el SEO de toda la web. Para ello, hay que enlazar a páginas muy específicas que carecen de visibilidad pero que, aún así, aportan información de gran calidad y valor.

5. Hay que ser razonables con el número de enlaces internos que ponemos

A la hora de determinar cuántos enlaces internos introducir en un artículo, no hay una cifra mágica. Dependerá principalmente de dos aspectos.

Por un lado, dependerá de la extensión del artículo. No es lo mismo meter cinco enlaces internos en un artículo de 500 palabras que en uno de 1.500. En el segundo caso, los enlaces están más repartidos y no molestan a nivel visual, como sí sería el caso si la extensión fuera de 500 palabras.

Por otro lado, dependerá de la propia lectura del artículo. La clave de los enlaces internos es su coherencia y su pertinencia. Si un enlace es pertinente, es decir, aporta valor complementando la información ya mostrada, entonces tiene sentido introducirlo en el artículo. Sin embargo, se debe huir de la sobrecarga de enlaces, especialmente si carecen de una finalidad obvia.

CONCLUSIÓN

Los enlaces internos son una parte fundamental de la estrategia SEO de cualquier despacho de abogados. En su implementación, es crucial partir con una mentalidad adaptada a la experiencia del usuario como lector. El enlazado interno debe usarse, pero siempre en consonancia con la narrativa del artículo y en armonía con la temática que se está abordando.

Teniendo estos elementos en cuenta, el posicionamiento en Google de su firma podrá verse fortalecido y, por tanto, podrás conseguir un mayor tráfico de usuarios para tu página web.

Ir arriba Desliza Ver